jueves, 1 de marzo de 2018

Spinning ligero, disfrutando de las cosas pequeñas.

De todas las modalidades de Spinning que podemos practicar, igual desde costa que desde embarcación, la pesca ligera quizás sea la más gratificante en cuanto a número de piezas se refiere, en días dedicados a jureles, melvas, llampugas, palometas etc…. en lugares con mas  profundidad, hasta lubinas, palometones de minitalla pescadas en un palmo de agua, son las jornadas en que mas fácil nos será acumular un numero alto de capturas.

 Todos los que practicamos spinning sabemos que es difícil contar con jornadas de varias capturas y es muy poco frecuente pasar de los dos dígitos, y aun que esto no sea lo mas importante en la pesca, a nadie le amarga una jornada con mas de 20 capturas, con eso no quiero decir que estas jornadas son siempre festivales, pero si el dia acompaña, pueden ser días frenéticos. 

Jornadas de esas que te pasa el tiempo volando mientras el frenesí de estos pequeños apenas te deja unos momentos para mirar hacia el horizonte.

Además, como en mi caso, que tengo la suerte de compartir algunas jornadas de pesca practicando esta modalidad con un compañero el cual utiliza equipo fly, aún se vuelve mas dinámico y plástico.

Pero esta vez hablamos de los equipos que utilizaremos en la modalidad de Spinning.

En nuestro caso utilizamos una caña médium heavy action 7-25 de 2,10m, con un carrete 2500, un equipo muy compensado y ligero, tenemos que tener en cuenta que para este tipo de jornadas debemos acudir con equipos cómodos y poco pesados ya que a causa del poco peso de los artificiales que utilizaremos para estas pequeñas piezas no nos permiten un lanzamiento muy largo, por lo tanto la recuperación será mas rápida y el numero de lances  se multiplican si lo comparamos con jornadas de pesca con señuelos que nos permiten lanzamientos mucho mas largos.

A gustos colores y muchos de mis compañeros utilizan equipos aun mas ligeros como cañas de 5-15 y carretes 1000, a mi en particular me gusta llevar un equipo algo mas potente, pues nunca sabrás cuando te puede entrar un pez de tamaño no esperado, así que me gusta llevar un equipo que en caso de tener una lucha mas potente pueda responder con mas confianza y correr el mínimo riesgo en cuanto a la perdida del pez junto con el señuelo, el cual podría causar la muerte del mismo, sin ninguna necesidad.



A parte que al precio que están hoy lo artificiales, no es del agrado de nadie perder uno.


Tal como anunciábamos  al principio podemos disfrutar de esta modalidad en diferentes escenarios, cuando disponemos de una embarcación, buscar Palometas, Jureles, llampugas e incluso melvas, bacoretas o pequeños bonitos nos pueden hacer disfrutar de lo lindo con estos equipos, para ellos, en nuestro caso, usamos pequeños jiggs comprendidos entre 12 y 20 gramos, con recogida mas erráticas que rapidas intentando encontrar la profundidad a la que se encuentra el banco comiendo, no es extraño conseguir varias capturas de diferentes especies en el mismo spot y al mismo tiempo.

También solemos utilizar pequeños artificiales de entre 50 y 60 mm, nosotros con ellos actuamos igual que en los jiggs, practicamos movimientos erráticos, dándole al artificial un movimiento de pez en dificultades, los cuales provocan el ataque de sus depredadores que no pueden resistirse a un bocado fácil, dientes de sierra, jerks cortos y enérgicos o a veces simplemente una recogida lineal, activan la voracidad de estos peces.




Tambien podemos utilizar vinilos de pequeño porte, con montajes diversos y de diversos pesos, simpre y cuando no eliminemos el movimiento natural del mismo, ya que al ser de pequeño tamaño, los pesos del anzuelo deben ir compensados con los mismos, un movimiento forzado por el peso puede mimbar  el numero de capturas en una misma jornada.


También tenemos la posibilidad de practicar este tipo de modalidad desde tierra, en este caso algunas de las especies comentadas anteriormente serán mas difíciles de capturar al encontrarse fuera del alcance de nuestras líneas, pero entonces podemos disfrutar de la lubina, palometones mini y palometas, en este caso y siempre hablando de nuestra zona de pesca, las buscaremos en aguas mas someras, acompañadas de alfombras de posidonia, donde estos peces tienen una querencia natural, pues es donde se sienten mas protegidos.




En este caso, utilizamos señuelos de superficie, como paseantes o pequeños poopers, nosotros intentamos que estos señuelos comprendan medidas de entre 50 y 80 mm, ja que por norma general estamos buscando peces de talla mediana- pequeña, y con señuelos pequeños facilitamos el embocado y por lo tanto minimizamos las picadas falladas, y mas cuando hablamos de palometones, pues ya de por si son animales de picada fallona.

Es una gozada ver a estos pelágicos de pequeña talla nadar detrás del paseante embistiendolo asta llegar casi a nuestros pies y no llegar a clavarse.                                                                                           
Un movimiento de paseante entre el walking y una recogida rápida como de huida vuelven locas a estas bellezas, que no es extraño verlas venir en grupos rifandose el artificial asta que una de ellas se clava, incluso entonces sus hermanas siguen viniendo detrás, y es que la voracidad del palometon es de sobra conocido por todos los pescadores.




Estos peces pueden llegar a pesar mas de 30Kg, aunque cada vez es mas difícil dar con estos colosos a causa de la gran presión pesquera que sufren, también aprovecho para denunciar todos esos concursos que se hacen decir deportivos, donde se da muerte a multitud de palometones de grandes tallas y por lo tanto de grandes reproductoras, todo para hacerse una foto de este majestuoso pez colgando de una cuerda boca a bajo, haber cuando nos damos cuenta que los concursos tienen que ser siempre de Captura y suelta si queremos seguir disfrutando de ellos.

Es una autentica gozad poder observar los destellos rosa que produce su piel con el efecto sol y agua, reflejo que anuncia la explosión en superficie y el probable combate que ofrecen estas pequeña luchadoras.

También tenemos la posibilidad de montar minnows o jerks de de poca profundización, que llevado con jerks enérgicos dan muy buenos resultados al igual que los pequeños vinilos, con la sorpresas que igual duros como blandos nos pueden ofrecer pescando en este tipo de escenario, ya que doradas, roncadores, obladas e incluso mabras pueden unirse a la fiesta dándonos gratas sorpresa.

 Lo malo de algunas de estas especies como ya nombramos en una de las entradas anteriores son la fuerza en la boca d estos espáridos, los cuales son capaces de partirte el vinilo de un solo toquecito llegando a jornadas que te obligan a cambiar de artificial para evitar que estas enanas te saqueen  la caja de artificiales.

la verdad que la captura de estos peces no es tan habitual, pero la dificultad de su pesca y lo entretenido de su lucha la hacen arduamente satisfactoria.  Pero cuando pescas en este tipo de spoots, siempre hay que tener en cuenta otro pescador que merodea por la zona, y que en muchas ocasiones puedo poner a prueba nuestros equipos y nuestra sangre fría, y no es otro que la anjova, pues donde haya pez de talla pequeña-mediana este depredador no andar muy lejos, os podéis imaginar la batalla contra uno de estos peces algo subidito en kg con el equipo que antes os mencionaba, la verdad es que estos combates crean afición, aunque muchos de ellos terminen con victoria fulminante del oponente, ya sea por que te cortan la linea, o porque se zampan al pez que llevas prendido a la otra parte de la linea
 Aun asi hay dias que juntan los astros, y con algo de pericia y paciencia logras hacerte con uno de esos depredadores que con sus saltos y arrancadas te hacen gozar de lo lindo, por eso mismo repito, si queremos seguir gozando de concursos y jornadas de pesca deportiva tenemos que empezar a adaptar el captura y suelta,  de ser algo esporádico a casi una costumbre inquebrantable, solo de esta manera podremos seguir disfrutando de jornadas de pesca fructuosas, y sobre todo para que la generaciones vinientes puedan disfrutarlo al menos como lo hemos hecho nosotros.


lunes, 8 de enero de 2018

Bailando entre la admiración y el odio.



Con los tiempos que vivimos, hablando sobre la polémica de las especies invasoras o aloctonas, hay un pez que quizás se lleva la palma juntando detractores y amantes al mismo tiempo, no es otro que el siluro.

Este coloso fue introducido a España por el biólogo Alemán Roland Lorkowsky a medianos de los 70, poco imaginaba ese biólogo Alemán la adaptación tan brutal que tendrían esos mas de 20 alevines que libero en el embalse de Mequinenza, unos alevines que en poco tiempo se habían adaptado perfectamente a las aguas de ese embalse y que hoy en día ya se encuentran en casi toda la cuenca hidrográfica del Ebro, en muchas charcas de agua dulce de España y en muchos ríos, a causa de la introducción que fomentaron muchos particulares del Ebro a otras masas de agua. Siendo en el Ebro donde se encuentran los ejemplares mas grandes del  mundo, además, son capaces de tolerar el agua salada perfectamente, pues no es extraño conseguir capturas de esos monstruos en las mismas desembocaduras de los ríos donde habitan.


La incógnita que nos invade ahora es saber donde llegara todo esto, pues estos animales pueden llegar a vivir 80 años, teniendo en cuenta que llevan unos 40 años en nuestras aguas y ya se han podido capturar siluros de asta 2`60 y mas de 120 kg, nos queda la duda de saber  las medidas que alcanzaran cuando lleguen a su vejez, y el saber si nuestras aguas están preparadas para mantener estos colosos de gran tamaño, en grandes cantidades, pero ya hemos podido observar como la naturaleza nos sorprende día si día también, así que solo el futuro nos desvelara que tiene preparado para estos peces prehistóricos.


La introducción del siluro se puede observar desde dos puntos claves, su impacto en la biodiversidad de las zonas que habita y su impacto económico y pesca-deportivo que supone para muchas zonas rurales, de los interiores de la península.

Y comenzaremos por la la primera, su impacto en la biodiversidad, muchos son los que adjudican la desaparición de especies autóctonas a este bestia, al igual que la degradación de zonas fluviales, pero la verdad detrás de todo esto es que después de efectuar varios estudios en diferentes ríos y embalses, no se a encontrado ninguna evidencia de que estos peces estén afectando negativamente en nuestras aguas mas de lo que lo hacemos los humanos, las luciopercas, el bass o otras especies invasoras, es mas, se a demostrado que en muchos sitios en los que se encuentran, ayudan a controlar otras especies también invasoras que si no fuera por los siluros no tendrían depredadores naturales, también quedo demostrado que la naturaleza se auto regula, por lo tanto en charcas donde no hay demasiada comida estos peces se reproducen en concordancia a ello, ya que la reproducción de estos depende siempre del acomodo que contengan sus progenitores, también se demostró que muchas de las desapariciones de especies autóctonas tiene mucho mas que ver con la contaminación, la falta de cuidado, las oscilaciones de caudales y la pesca indiscriminada, que por la depredación de estos peces gato, tenemos que recordar que hoy en día en nuestras aguas interiores podemos encontrar tantos peces alóctonos como autóctonos, habiendo sitos donde las especies invasoras predominan holgadamente. Así que tenemos claro que un depredador de este tamaño, evidentemente altera las masas de agua donde fue introducido, evidentemente las especies autóctonas tienen a demás de los problemas ya existentes, un depredador a tener muy en cuenta, y esto se traduce en la desaparición de especies autóctonas que ya estaban en momentos delicados, pero es realmente un problema que llevara a nuestras aguas a un colapso como apuntan muchos? o realmente nos ha venido bien para echarle la culpa a este depredador de nuestro descuido y la decadencia que muestran nuestras aguas a causa de la contaminación, la poca protección y la pesca indiscriminada a la que las hemos sometido en las ultimas décadas??.............

Hablamos siempre de el daño que pueden causar las especies introducidas, pero no hablamos del daño que hicimos a esas especies que viven en ríos y un día se encontraron viviendo en un embalse, fabricado por el ser humano, no hace falta mencionar la importancia de estos embalses para nosotros, pero tenemos que reconocer que estos mismos han dificultado la vida de muchísimas especies. Por tanto estamos en el derecho de exterminar una especie que se introdujo en aquel tiempo sin que ninguna ley lo prohibiera??? les recuerdo que en 1974 no había ninguna ley que prohibiera la introducción de especies para la pesca o cualquier otro arte, tenemos realmente el conocimiento para alterar algo que hace 50 años que funciona??  tenemos que hacer algo, o simplemente dejar que la naturaleza haga su trabajo???? lo que si les puedo decir, que las últimos intentos de ayudar en aguas continentales en nuestro país, no han sido un gran éxito que digamos, por poner un ejemplo Banyoles, mucho dinero de todos invertido en un embalse que en su dia movia muchisimo dinero para su comarca a causa de la gran afluencia de pescadores, y que a día de hoy es un embalse casi inerte, donde no han conseguido lo que querían los ecologistas, ni de cerca, pero si que han arrancado de raíz ese aporte económico del que podían sacar parte de la economía en la zona, también me gustaría saber el coste que tuvo el intento de eliminar las especies invasoras de Banyoles y cuanta parte de las subvenciones se quedaron los artificieros de dichas matanzas.

 Porque en lo que no hay duda alguna es en su rendimiento social, este pez a creado un impacto verdaderamente importante en cuanto a su pesca deportiva se refiere, solo hace falta nombrar algunas de las mecas de estos colosos como mequinenza, Ribaroja, ect... donde miles de extranjeros visitan estos embalses con la misión de pescar y fotografiarse con uno de estos animales de mas de 100 kg, con el movimiento económico rural que esto supone para estas zonas.

A parte si lo miramos desde la parte del pescador deportivo es toda una gozada poder disfrutar de estas bestias al lado mismo de tu casa, o poder disfrutar de sus largas peleas en aguas dulces y sin que tengamos que recorrer mar a dentro con una embarcación, para poder disfrutar de un combate antológico.


La cuestión que como suele pasar en este país, hay algunos que se creen los creadores del mundo, y mientras en el resto de Europa cuidan un entorno estabilizado a base de especies alóctonas y autóctonas sacando partido a la economía que esto mueve, usando la misma para encargarse del cuidado de las aguas y su entorno para ofrecer al habitante y al visitante un motivo para gastarse mas dinero en la zona y sacar partido del cuidado y despliegue de las aguas interiores, aquí hemos optado por matar a las aloctonas, gastando dinero del habitante para que el visitante no vuelva mas y reventar la economía que este deporte nos puede ofrecer, en fin, queda patente lo lejanos que Estamos de Europa en muchos aspectos.

Asi que desde luego, la introducción de especies invasoras es una acción peligrosa y con repercusiones a veces catastróficas, pero la naturaleza nos enseña que con cuidado y saber hacer podemos estabilizar unas aguas que ya antes de la aparición de estas especies pedían socorro a gritos, y desde luego queda patente que las soluciones que nos enseñan algunos ecologistas de polo lacoste en nuestras aguas, no son la solución, al menos para nuestras aguas, seguramente sera diferente para sus bolsillos, haber si aprendemos un poco de nuestros vecinos Europeos, y dejamos de jugar con nuestras aguas como si fueran las peceras de cuatro que les a dado por creerse los salvadores del mundo.

Lo que si se ha hecho bien, es prohibir la introducción y expansión de especies alóctonas, el que lo haga a partir de ahora que lo pague, y que lo pague bien, pero con lo que ya tenemos desde mi humilde opinión, creo que es mejor gastarnos dinero en mantener un equilibrio mixto con especies introducidas y autóctonas, he intentar promocionar un deporte en auge, a tirar el dinero en eliminaciones de especies que lo único que hacen es fracasar y gastar el dinero del contribuyente.


Nosotros somos los primeros en deteriorar la naturaleza, por esa regla de tres, nos habrian tenido que eliminar de la tierra hace muchos años.

En fin un tema delicado tal como apuntaba al principio, muchos apasionados y muchos detractores, muchas acusaciones y pocas pruebas, muchos intereses y poca responsabilidades, pero como decía desde mi humilde opinión la clave esta en saber vivir con ello, tomando decisiones que ayuden a la estabilización y no a los bolsillos de cuatro y cuidado con esto no quiero decir que todos los ecologistas sean unos chaqueteros, pero existen algunos de ellos.









lunes, 26 de junio de 2017

Pescando entre el calor de la Rep. Checa

Después de esperar todo el año, llegó el día de irnos a pescar a la Rep. Checa, esta vez lo hacíamos en un mes en el cual nunca había estado, en Junio.

Salíamos de Barcelona el día 7 para pasar 15 días disfrutando de las maravillas de ese país y como no de la familia y de la pesca.

Unos días antes ya nos habían llegado noticias de que tendríamos unas temperaturas realmente altas para el mes que nos encontrábamos y que muchos de los lagos que pescábamos estaban realmente como una sopa, cosa que dejaba unos peces apáticos y difíciles de engañar, pero nunca perdimos la fe y armados con los R-shad de Roshi y los jerkbaits y swimbaits de Dúo nos fuimos con la maleta llena  y muchas ganas de pesca.

Llegamos a casa de la familia a las 12 de la noche con temperaturas suaves y si en la República Checa las temperaturas nocturnas son suaves, prepárate para pasar calor por el día, y así fue, nos levantamos por la mañana con los mercúricos pasando de los 32 grados, con un calor seco de los que solo te piden agua, pero no para pescar, sino para pegarte un buen baño.

Pasamos los primeros días visitando la familia y recogiendo información sobre dónde pescar con más éxito y las perspectivas no eran muy buenas, el calor estaba trasladando la pesca a unas pocas horas de madrugada y al anochecer, el resto del día era casi imposible conseguir alguna captura.

Después de unos días de familieo tocaba empezar a remojar líneas, así que madrugón y al lío.

Empezábamos pescando en un pequeño laguito que queda a diez minutos de casa, un laguito pequeño pero con buenos peces en sus aguas, a las 5 de la mañana estábamos en sus orillas, y empezamos  a barrer agua con los artificiales buscando estructuras donde hallar algún lucio de buen porte escondido en ellas, preparado para lanzar su ataque.

Después de una hora y media sin obtener resultado alguno, ni siquiera ver algún pez prestar atención a nuestros señuelos, decidimos cambiar de táctica y buscarlos en las partes ondas del lago, con recogidas rápidas y jerks enérgicos intentando cabrear algún lucio y hacerlo picar por reacción, y así fue, después de un buen rato intentándolo y moviendo el R-shad a velocidad alta y con punterazos, noto el primer castañazo que no logro clavar, pero enseguida repito y esta vez lo estoy esperando, de nuevo noto el parón en seco y esta vez si logro clavarlo, todo y ser un lápiz que no pasa del kilo y medio, me regala dos saltos preciosos y una bonita pelea, en poco ya lo tenía en las manos, foto y al agua.

Era el primer pez del viaje, y eso siempre alegra y anima, con más ganas después de la primera captura, seguimos barriendo el lago, pero nos fue imposible conseguir alguna picada más, a las 10:30 de la mañana y con un calor sofocante decidimos volver a casa ya que la actividad de los peces es nula, ni siquiera se ven las pequeñas carpitas que estaban comiendo a superficie.

A las 7:00 pm volvíamos al mismo sitio, queríamos ver si la actividad al atardecer era mayor, repetimos lo de la mañana, primero buscamos algún lucio que esté cazando escondido por las estructuras, sin resultado alguno, así que volvemos a la pesca por reacción, y cuando ya estábamos a punto de irnos, veo algo que sigue mi señuelo, y sin bajar la velocidad consigo clavarlo debajo de mis pies, es otro lápiz, quizás algo más grande que el de la mañana, pero aún lejos del lucio que buscamos, después de eso calma chicha, así que nos vamos para casa un poco desanimados.

El primer día ya me había enseñado que si quería sacar peces, no iba a ser fácil ni mucho menos,

El segundo día cambiamos de lago y nos vamos a pescar a las 6 pm, desde esta hora hasta las 9 ni ver un solo pez, aguas paradas y ni un solo toque que nos indicará que los peces que vivían allí estaban comiendo, así que me siento un rato a observar la belleza del lugar con la puesta de sol enfrente de mi, y es entonces cuando puedo ver una barriga blanca que sale de entre las cañas, me levanto de un salto y enseguida le pongo el jerkbait de dúo cerca, enseguida se interesa por él y lo sigue hasta que de repente y sin saber porque lo abandona, le repito y sin saber de donde aparece un segundo lucio como un obús para morder el jerk, clavo enérgicamente y empieza la lucha, que no dura más de 3 minutos, en el cual aparece un bonito luciete que después de la foto fue devuelto a la agua.


Me pongo a mirar y veo que el otro lucio sigue por allí y después de cambiar de artificial por no presentar-le otra vez el mismo, le dejo caer el vinilo y se lo paso por delante mismo de la cara, lo deja pasar y cuando acelero con el carrete es cuando se lanza a por él como un torpedo y ya tenía el segundo lucio prendido de mi caña, era de idéntico tamaño al anterior, y actuamos de la misma forma, foto y al agua, esos dos lápices nos habían salvado de un bolo seguro, en menos de 10 minutos.

Después no conseguimos ni una picada más y esto que lo probamos hasta la 1 de la noche, parecía que este año los peces se habían propuesto ponérnoslo difícil de verdad.

El tercer día cogimos los bártulos y nos fuimos a pescar al lago del primer día, y nos fuimos convencidos de pasar todo el día hasta conseguir varias capturas, así que llenos de esperanza nos levantamos a las 4 de la mañana y nos ponemos al lío, esta vez incluso llevamos un equipo de carpfishing para no dejar ninguna posibilidad atrás, montamos todos los aparejos, dejamos las alarmas de los rod pod encendidos y comenzamos a barrer lago, swimbaits, jerkbaits, vinilos, paseantes, poopers, hasta cucharillas probamos, pasamos la mañana sin ver ni oler ni un solo pez, ni siquiera las alarmas de los spots de carpfishing habían sonado ni una vez, la cosa comenzaba a desesperar, parecía que no había manera posible de levantar ni un solo pez, estuvimos planteándonos el recoger e irnos para casa, pero seguimos en nuestros trece y no dejamos de probarlo de ninguna de las maneras posibles, así hasta que empezó a anochecer, fue entonces cuando pescando con el jerkbait realis de dúo noto un tortazo y logro clavar enseguida, me duelen los brazos de tantas horas de lanzar pero en ese momento me salta el corazón y se me pone a la garganta, no parece un gran pez pero parece algo más grandes que los conseguidos hasta hoy, la pelea así lo refleja, este es capaz de sacarme unas cuantas vueltas de carrete  que ganas tenía de notar esa sensación, después de un momento ya puedo verlo, no es lo que  buscamos pero después de la odisea vivida durante el día, nos sabía a gloria bendita, eran las 9:38 de la tarde o de la noche según lo mires, esto nos animó un poco pero la verdad es que estábamos reventados, hacía tiempo que no me dolían los brazos así de pescar, pero con esta captura decidimos quedarnos un ratito más.

Y fue a las 23:00 de la noche cuando recogiendo el R-shad color verde y naranja, veo levantarse algo en busca del artificial, esta vez puedo ver la clavada y el lucio retorciéndose gracias a la luz de la luna, tengo el segundo, intentó disfrutar de la lucha pero la verdad es que el cansancio se hace presente y cuesta sacar algo positivo de esta jornada, además el luciete sigue muy lejos de lo que queremos.

Llevados en volandas por esa segunda captura lo seguimos probando hasta la 1:30 de la noche, pero la inactividad de los peces y el cansancio nos obligan a irnos para casa pensando en que tenemos que hacer algo mas para sacar una jornada positiva de nuestra visita a este precioso país este año.

Así que buscamos un lago privado y vamos a pasar el día, estos lagos son bastante típicos aquí en la Rep. Checa, vendría a ser como un Iktus de Francia o un coto intensivo de los que tenemos por España, solo llegar el dueño del lago el cual ya conocemos pues no es la primera vez que lo visitamos nos comenta que no nos quiere cobrar hasta que nos vayamos pues estos días están siendo malísimos y si no se obtienen las capturas mínimas no nos dejará pagar, esto nos baja los ánimos hasta los pies, parece que ni siquiera aquí conseguiremos tener una jornada movida, y las malas esperanzas se hicieron realidad, ni un solo pez se dispuso a comer ninguno de los aparejos, artificiales duros, vinilos, boilies, pellets, maíz incluso el dueño del lago nos proporcionó pez vivo para la pesca y montamos todo lo que teníamos en nuestras manos.

A las diez de la mañana podíamos observar como la gente que estaba acampada desde hacia unos días comenzaba a desfilar, muchos comentando nos que en tres días no habían podido sacar ni un solo pez, y nosotros no fuimos la excepción, bueno nosotros no pero Eric fue el único que se lo pasó en grande con esas pequeñajas que con un poco de pan y anzuelo pequeño al menos hicieron disfrutar al enano de la casa y a nosotros de verlo.

A las 23:00 volvíamos a casa sin haber olido ni una captura y lo que es peor con la confianza rota en muchos trozos, volviendo a casa y hablando con Ivos, sale el tema de la única posibilidad que nos queda, ir a pescar al río Morava, pero sabemos de buena parte que la sequía de estos meses han dejado un río con un caudal de menos de dos metros y que los peces han corrido hacia el Danubio, cosa que tampoco era muy alentadora, pero visto lo visto, ya poco nos queda y decidimos echar las últimas cartas a esta opción.


Así que el Jueves salimos pronto y nos ponemos a buscar zona, no os creáis que buscar zona en el Morava es como buscarla en el Ebro, caminatas de una hora por dentro del bosque con las ortigas hasta el cuello, buscando alguna playa entre los acantilados de arena, la parte de Moravia es terreno granítico-arenoso, si si, arena de la playa, aunque parezca mentira, todos esos preciosos bosques están sobre arena fina.

 Al final encontramos una poza donde unos árboles amontonados hacen de presa y se calman las aguas, Ivos y Jenda están emocionados con el sitio, para la pesca con vivo es un gran lugar, pero para pescar con artificial quisiera algo más de movimiento y mientras ellos preparan sus cañas yo me doy un paseo con las manos en los bolsillos, hasta que llego al final de la poza donde la agua sale a presión por dos puntos de la presa formada por los árboles arrastrados,

y es entonces cuando puedo ver un ataque a superficie brutal, me saltan los ojos de la cara, y sin tiempo a asimilarlo otros chapoteos al agua con algún salto incluido, no puedo ver los peces que son pero se están dando un festín, al final observó actividad, salgo corriendo en busca de mi caña y mis artificiales y enseguida estoy allí, ahora había que plantearse muy bien las cosas, los peces estaban comiendo pero había un montón de árboles sumergidos así que tendría que buscar la manera de pescar sin dejarme la caja de señuelos en el río y unos cuántos peces con los labios cosidos, así que monto un plomo con un ocho y intento buscar los pasillos y hacerme un mapa, es evidente que algún artificial me voy a dejar allá pero así reduzco los daños al mínimo, y una vez clavado el pez, tendré que sacarlo río abajo para poder pelearlo sin riesgo.

Viendo como comen monto el sigilus de Roshi, lanzo y lo conduzco rápido, pero apenas e dado dos vueltas de carrete cuando se revienta el agua detrás del señuelo, clavo con las ganas y la rabia de lo que supone la carga de los días anteriores, ya lo tengo, empieza a saltar como un tarpon y se dirige río abajo, el mismo se a puesto donde lo quería tener, desde allí todo es más fácil, de todas formas siguen los saltos y las carreras de un lado para otro, estos son los combates que estábamos buscando, ahora si, después de un rato de lucha puedo ver el pez y con el boga grip lo aseguro, no tengo ni idea de que pez se trata, pero casi me saca el corazón por la boca, vaya agresividad, le pregunto a Ivosh de que se trata y me dice que allí les llaman Bolen y me busca el nombre en Español, se trata de un Aspio, por mi zona habitual de pesca no lo conozco, pero a partir de ese día me considero un apasionado de su pesca, nos hacemos las fotos pertinentes y al agua.


El festín sigue así que vuelvo a lanzar y otra vez recojo rápido y otro de estos ciprínidos salta del agua mordiendo el paseante, ya tengo otro en el otro extremo de la línea, otra vez los saltos enérgicos, otra vez las carreras sin control, esta vez el pez se queda dentro de la zona con estructuras, pero poco a poco y con la ayuda del mapa mental que había construido anteriormente consigo llevar hasta mis manos otro precioso aspio, por fin me temblaban las manos, parecía mentira que después de los días vividos en las orillas, tuviésemos la suerte de disfrutar de estos peces, y la agua seguía hirviendo.

 Mientras nos hacíamos las fotos con esta segunda captura, podemos ver unos decenas de metros más abajo como se arruga la agua, parece un buen pez y por la posición de este me parece posible que sea el lucio que buscamos, cambio el paseante por un jerkbait y lanzó a la zona donde habíamos visto el movimiento, el primer lanzamiento no consigo nada, pero en el segundo y después de hacer algunos jerks potentes noto que algo me arranca la caña de las manos, el carrete no para de cantar y no puedo hacer más que aferrarme a la caña y esperar que esa bestia se agote, rezando que no encuentre ningún tronco donde clavarse.

La lucha se alarga y sin duda ya sé lo que hay a la otra punta del sedal, solo un pez de agua dulce en Europa, es capaz de sacarte hilo de un 4000 de esa manera, y encima se trata de un monstruo, lo aguanto como puedo, 20 minutos después sigue fuera de control, cada vez que quiere me deja el carrete que se le ve el fondo de la bobina, pero poco a poco logro llevarlo cerca de nosotros, es entonces cuando lo vemos, es un siluro gigante, sin duda el más grande que e tenido prendido de mi caña, pero entonces vuelva a pegarse una carrera de más de 50m sigo cogido a la caña pero al final se suelta, los triples que llevaba para los lucios no han aguantado los envites de semejante bestia, me llega el Jerk a mis manos con las poteras hechas un cromo, al final ganó el pez, así que no nos queda más que presentarle nuestros respetos y seguir pescando, pero antes de subir donde estábamos con los Aspios monto el fangbait de dúo, allí si llevó poteras para gigantes, de todas formas y después del combate vivido allí mismo no creo que haya quedado algo, pero quiero probar, por si las moscas, así que lanzó el artificial y recojo corriente arriba, de golpe veo que se abre el agua y noto un tarascazo que me vuelve a poner en vilo, me aferro a la caña y ya vuelvo a estar como antes, enganchado a un submarino sin control, pero esta vez no puedo ni pelear-lo, enseguida encuentra uno de los árboles y pasa por el rompiéndome la línea y dejándome sin el artificial y sin el pez, me queda claro que con la caña acción 20-60 y el exage 4000 con trenzado del 20 y un bajo de 70 no voy preparado para estos bestias, al menos para pescar en este laberinto de troncos y ramas.

Después de eso, y un poco indignado conmigo mismo decido subir mas arriba donde estaba al principio, allí las aguas son más someras y parece que estas bestias no se acercan tanto, allí aún hierbe el agua con los aspios, así que no quiero perder ni más tiempo, ni más artificiales ni más peces.

Subo y  monto el Jerkbait realis de Duo 100,  y lanzo a la corriente, parece que el chapoteo de los siluros a puesto los Aspios en aviso, pero al segundo lanzamiento me vuelve a parar el artificial de golpe, y empieza otra vez el espectáculo, saltos y carreras rió arriba y abajo, es un pez que no conocía, pero me estoy enamorando de su pesca.

Después de una bonita pelea lo vuelvo a tener en las manos, es otro bonito ejemplar con el cual actuamos igual que siempre, foto y al agua.


Y así, hasta aprovechar los últimos rayos de sol, sin luz pescar allí es dejarte la caja de artificiales, pero con los últimos rayos y con los R-Shad  aun nos hicimos con un par mas de estos ciprínidos,



Así que después de esos dos luchadores, recogemos los trastos y nos vamos para casa, tenemos intención de volver mañana o pasado como mucho, la verdad es que me voy a casa reventado pero con el corazón a doscientos por hora, esa noche me costó dormir.


Al final repetimos al cabo de un día y llevamos prisa el día a amanecido negro y las previsiones anuncian posibles tormentas, así que a las siete estamos en la orilla del río, y mientras monto la caña puedo oír comer a esos bestias, la agua chapotea, aun están hay.

Pero entonces y sin previo aviso todo se pone blanco, los pelos de todo el cuerpo se me erizan y entonces el estruendo, nos acababa de caer un rayo a unos 40m, e pasado muchas tormentas al igual en las orillas del río o mar que en las montañas y e visto caer muchos rayos, pero nunca tuve esta sensación en el cuerpo, hablo con Jenda y Ivos y todos estamos algo aturdidos, sin ni siquiera pensarlo recogemos y nos vamos para casa, ni siquiera habíamos visto caer ningún rayo a lo lejos ni oír ningún trueno, aun no entendemos de donde apareció ese rayo, pero ningún pez vale arriesgar la vida.

 Desde ese día tres días de lluvias y rayos, y rayos y lluvias, así que no hay mas que tomárselo con paciencia y disfrutar de los bosques y las fotos que te ofrece la lluvia.
    


Después de tres días , sale el sol y sin pensarlo  ni un momento nos vamos para la zona a ver si aun están allí, lo que no esperábamos nunca es encontrarnos con aquello, el rió había subido 1 metro mas o menos, habían desaparecido las playas y la corriente se había llevado la fosa donde habíamos pescado, no quedaba nada de lo visto, y lo que es peor, ni rastro de los peces, ahora buscar zona aun era mas difícil que antes, pasamos el día deambulando por las pocas zonas donde podíamos pescar, pegando algún cañazo, algunos sin picada y muchos enganchados a los arboles que ahora estaban sumergidos, parecía que la Rep. Checa nos había preparado esto y hasta aquí era donde tenia que llegar.

Nos quedaban dos días para dedicarlos exclusivamente a la familia y sacar las ultimas fotos,pero como siempre con la mirada puesta en el próximo año, donde volveremos a buscar los peces de este precioso país.

domingo, 28 de mayo de 2017

Doradas a spinning


Cuando hablas de la pesca de la dorada, te se vienen en mente muchas modalidades para ella, siendo el spinning, uno de los que menos se conoce, si que es verdad que ya se ha escrito muchísimo sobre esta pesca y poquito queda por descubrir, pero su dificultad, la elevada paciencia mas constancia que debes imprimir en sus jornadas no es del agrado de todo el mundo, en cambio a mi me parece una pesca  divertida y muy deportiva, si que es verdad que los bolos también son constantes.

Como ya os comentaba, poco queda por escribir de esta modalidad, así que voy a dirigir este post a dos  señuelos que me han dado unos resultadios buenisimos, después de probar y probar maneras de pescarlas, 

La localización no suele ser dificultosa, ya que este esparido se alimenta en gran mayoría de crustáceos como el mejillón, cangrejo, navajas, también gusanos  que no duda en sacarlos de su escondite debajo de la arena. aunque es un pez que no desaprovecha ninguna oportunidad, yo las e visto pescarlas con corazón y hígado de pollo, y no dudan en cazar algún ejemplar pequeño de los peces pasto que nadara cerca de su boca, así que si localizas su comida ellas no andarán muy lejos.




Así que una vez localizadas pusimos a prueba el R-Shad 70 de Roshi, en colores naturales, usamos los 70 ya que en nuestra zona las doradas suelen tener una media que se mueve entre el medio kg o lo 750gr, siendo así o mas pequeñas las capturas habituales,  teniendo en cuenta que no disponen de una gran boca, es mejor facilitar su embocado con señuelos pequeños, y tambien el Ryuki de la marca Duo aunque este ultimo ja nos venia recomendado, ya que ya se sabia de sobra que para la pesca de estas valientes daba resultados muy buenos.
Pescando con vinilo tienes la posibilidad de un movimiento muy lento, aunque no siempre es lo que quieren, entonces tienes que ejercer movimientos mas eléctricos, con una recogida no muy rápida y dando tirones  seguidos, pero flojos, el problema de pescar en movimientos mas rapidos es que te vuelan las colas de los vinilos, es increíble como una dorada con los dientes redondos que tienen, pues los utilizan para machacar las armaduras de los crustáceos que se come, es capaz de partirte cualquier vinilo de un solo toque-cito, entonces tenemos la posibilidad de montar un assist, que en los R-shad, bien montado no afecta para nada la natación del vinilo, salvándonos de de muchas partidas de cola y asegurando así alguna clavada mas, a demás de eso al safarce el anzuelo del vinilo se aleja de su boca, evitando que lo machaque mientras luchas con ellas.

Cuando lo prefieren lento es mucho mas fácil, entonces eliminamos el montaje Texas y el assist para montar una cabeza plomada de entre 5 y 7 gramos, que te permite arrastrar el vinilo por los fondos arenosos con movimientos muy lentos y largos, y paradas cortas, las cuales a veces, en la siguiente arrancada provocan el ataque de estas guerreras, con la ventaja que en este tipo de movimientos el ataque suele ser desde arriba, aumentando así el éxito en la clavada y el consuelo de que si la fallas normalmente el vinilo sigue entero.



También tenemos la posibilidad de pescar en estructuras, donde en condiciones de aguas limpias las puedes ver alimentándose del alimento que ofrece las partes sumergidas de estas, entonces podemos hacer una pesca tipo jigging,dejando caer el vinilo o el artificial pegado a la estructura, puedes conseguir llamar la atención de estas rubias que atacan sin piedad, no se si para alimentarse de ellos o por territorialidad, de todas formas y sea por lo que sea es una pasada el verlas salir como un cohete en busca de nuestra muestra y como mas hay mas agresivas son, supongo que por el tema de la competencia.



El Ryuki también funciona de maravilla en estas condiciones, con una recogida y pequeños toques de puntera  y gracias a la gran vibración que provoca este pequeño señuelo, lo convierte en una buena opción para tentarlo, yo utilizo el 60, aveces en simple y aveces en triple, hay días que con el simple te llegan a desesperar, parece que sepan donde no devén morder, así que utilizo las dos opciones.



Ademas si tienes la suerte de que ese día sea de los moviditos no es extraño conseguir capturas inesperadas como jureles, anjovas, lubinas y otros esparidos hermanos de la dorada, así como el sargo, la oblada, mojarra ect...... siendo los sargos uno de los cuales podría competir con la dorada en cuanto a batalla se refiere, 



Bueno, esta es mi experiencia con este tipo de pesca, que sin ser un experto, nada mas lejos, es una pesca que me intriga y me obliga a indagar en ella, espero os sirva de ayuda, saludos y buenas pescas

lunes, 6 de marzo de 2017

Sandras y carpas en Sant Antoni.

Hacia tiempo que nos picaba la curiosidad, ya que en nuestras subidas a los Pirineos pasábamos por el panta de Sant Antoni, un pantano enorme de bonitas orillas, con unas playas que te invitan a practicar la pesca, aguas azules y rodeado de una belleza preperineica que no te deja indiferente.


Un buen día empece a recolectar información sobre la pesca en este bonito lugar, nos pusimos en contacto con la asociación de pesca de Tremp, para informarnos de los tipos de pesca que se podía practicar y cuales restricciones existían en dicha masa de agua, ellos nos atendieron con mucha paciencia, explicándonos todas las dudas que teníamos, y dándonos información que nos sirvió para pasar dos días en sus orillas. Desde aquí darles las gracias por sus paciencia.



Una vez teníamos la información necesaria, solo quedaba poner fecha y buscar alojamiento,.


Nos alojamos al mismo pueblo de Tremp, no solemos dar nombres de ningún tipo, pero esta vez y después del trato recibido, la calidad de su comida y un precio muy razonable os recomendamos el Hotel Buenos Aires, comida de la zona, trato exquisito, habitaciones limpias y camas cómodas.


Esta vez nos acompañaban Txema y Zahily, los cuales se encargaran de dar con ciprinodos y depredadores a mosca, nosotros  a por las carpas a  Carpfishing.

Sabíamos que las carpas de este embalse no eran ni mucho menos carpas gigantes, es mas, sabíamos que como mucho alcanzaban los cinco kg, cosa que no nos importaba, ya que nunca seleccionamos los lugares por sus grandes peces, si no que los elegimos por diferentes factores, belleza del entorno, comodidad y lo bonito de pescar en un sitio por primera vez, con todo lo que ello entrama, que comida prefieren????? mejor semilla o Boiles?????, salado o dulce????? cebado intensivo o solo P.V.A????  estas preguntas son las que nos encanta resolver en lugares desconocidos para nosotros, también nos parecía un lugar idóneo para pescar con el enano de la casa, 


Después de un buen almuerzo empezamos a buscar zona, algo que no es precisamente rápido en este tipo de pesca, pero tuvimos suerte, en una de las primeras playas que pudimos acceder, nos encontramos una zona con  carpas comiendo a superficie y orilladas, parece que encontramos una zona natural de alimentación de carpas y peces pasto, y si estos están allí, los depredadores no andan muy lejos.

Así que montamos trípodes, cañas ,un cebado muy pequeño, lo justo para que se mantengan por hay, y ya estábamos al lió.

 Tal como se veía venir, en poco mas de 20 minutos sonó la primera alarma, pequeños pellets de halibut acompañados de asticot, boíles dulces de 18 y cárnicos también de 18 fueron los elegidos para esta jornada, cebaríamos con lo mismo y un poco de engodo, para mantener los peces activos, Eric clava sin problema y poco a poco se hace con una carpita de un color oro precioso, estas aguas mantienen las carpas con muy pocos tonos negros, fotos y al agua.


Os comento que esta salida la realizamos antes de que la sentencia del tribunal supremo apareciera en el BOE, de todas formas la hubiésemos liberado igual, pero el coto es de pesca sin muerte e incluido la prohibición de bolsa de retención.


En nada volvía a sonar la alarma y otra vez Eric se encargaba de dar cuenta de otra bonita común de librea oro, es un embalse ideal para disfrutar con estas pequeñas luchadoras, y para poner a los peques a prueba, con cañas light se lo pasan de maravilla, y la verdad que los mayores también.

Era el momento de perdernos con Txema y que nos enseñase que streamer estaba fabricando para dar con carpas y sandras, también presentes en este embalse.

Después de un momento creando el streamer ya estábamos pescando y pronto Txema dio con las carpas, que no dudaron en dar cuenta de ese señuelo negro, es mágico el ver pescar a mosca, viendo como brillan los bucles a contra luz, ver caer el srteamer a la agua y ver estas detrás de el hasta que la mas agresiva lograba llegar primero y succionar el artificial, con la consiguiente clavada de Txema, una delicia para los ojos.

Y volvíamos a las cañas de Carpfishing, las cuales no paraban de hacer sonar las alarmas, Eric estaba exhausto pero sacaba fuerzas para dar con las ultimas carpas del día,
y con esto nos dábamos por satisfechos, ahora tocaba ir a descansar y prepara el ultimo día en este precioso embalse.


Para el segundo día íbamos a subir la apuesta, queríamos buscar esas carpas top de mas de 5 kg y dar al fin con las sandras, así que el segundo día abandonamos las aguas someras del primer día y optamos por una recula pequeña con un fondo sobre los 7m, nos parecía un buen lugar para optar a alguna pieza de talla.


Y de primeras parecía que aviamos acertado, poco después de montar y dejar los apostaderos preparados para la picada, Txema ya estaba peleando lo que parecía una sandra de bonito porte, brutal el ver trabajar semejante depredador con la caña de mosca, preciosas carreras en busca del fondo, pero poco a poco y con muy buen hacer Txema coloca esta vampiresa en la sacadera, ya teníamos ganas de tocar escama diferente, disfrutamos de esa belleza de pez que poso para la foto.


En cuanto a las carpas no tuvimos suerte, una de pequeña se nos soltó a dos palmos de la sacadera, y la que parecía seria la pieza de la sesión  logro engancharse con la cobertura perdiéndola de inmediato, de todas maneras dos dias para disfrutar de la pesca y de la naturaleza. Os dejamos el vídeo de estos días.














domingo, 5 de febrero de 2017

Carpfishing en el Delta del Ebro.

Cualquier aficionado al Carpfishing, ya sea de la península o de fuera de ella, a puesto sus ojos en el Ebro alguna vez, ya sea por revistas, documentales o por haber podido remojar sus boíles en el, miles de Europeos aficionados a esta modalidad fijan sus vacaciones en las orillas de este majestuoso rió buscando la calidad de sus capturas.

En el Ebro existen grandes carpas y enormes siluros, no es raro pues reconocer fácilmente los nombres de Mequinenza o Riba-Roja como unas de las mecas del carpfishing en España, primero por sus instalaciones, que siguen a años luz de las de los embalses europeos, pero que son de las mejores de aquí, y después por la calidad de sus capturas, esto no quiere decir que en España no haya sitios con capturas de la misma calidad, pero si fuera de España preguntas por lugares de pesca para grandes ciprinidos y siluros, lo primero que te nombraran sera el Ebro.

Pero y en parte baja del Ebro, es posible practicar el Carpfishing con buenos resultados?????????


Pues si, se puede practicar con unos resultados muy buenos, pero no sera ni mucho menos tan fácil como en las partes altas del mismo ya que en esta zona entran muchos factores que en las partes altas no existen, y esto penaliza mucho, probablemente estas buscando unos peces que se encuentran rió arriba.


El Delta del Ebro es sin duda conocido por sus capturas, Palometones, lubinas, anjovas etc...... pero muy poca gente lo conoce por sus carpas y es muy normal, ya que en el Ebro existen zonas mucho mas eficaces para su pesca, pues en esta parte baja tenemos que tener en cuenta la salinidad de la agua entre otros factores.

Ya es sabido por todos que la carpa tolera la salinidad de una manera fantástica, pero siempre y cuando esta salinidad no exceda  unos varemos los cuales puede hacer que las grandes carpas se sientan incomodas y busquen aguas mas suaves rió arriba, esto suele pasar en épocas largas de sequía, cuando el agua del mar gana km a la dulce a causa de la baja corriente, esto provoca que la linea superior de agua dulce vaya disminuyendo a favor de la salada, es entonces cuando notas una disminución en cuanto a capturas de talla se refiere, por eso en esta parte los meses de invierno pueden ser meses muy propicios para esta modalidad, siempre y cundo las temperaturas no sean excesivamente bajas.

También jugamos con el  beneficio de que la carpa de rió tiene la obligación de moverse casi continuamente a causa de la corriente, en contra de sus hermanas de lago o embalse las cuales entran en un letargo intenso en los fondos de estos, por eso las carpas de rió queman mas energía la cual aun que haga frió tendrán que reponer.

Esto no significa que en invierno sea fácil capturar carpas en el delta, nada mas lejos,


La primavera suele ser una de las temporadas mas propicias para la pesca de estos gigantes,
el derretimiento del las nieves provoca un aumento del caudal y permite que las enormes carpas se muevan a sus anchas hasta casi la salida del Ebro a la mar, es una buena época para esta practica, pero cada vez mas corta, la desaparición de la primavera y el otoño, esta provocando que pasemos de temperaturas frías a calurosas en apenas un mes, estas temperaturas calurosas y la fuerte luz solar provocan que en apenas unas semanas, lo que parecían buenísimos apostaderos pasan a ser inmensos mares de algas, en los cuales se producen perdidas de capturas, con el mal estar de dejar un pez con el anzuelo clavado en la boca, y una incomodidad enorme a la ora de pescar a fondo y os puedo asegurar que por muchos montajes que pruebes no te libras de la alga.

En verano seguramente sera el peor mes en cuanto a carpas de talla se refiere, la infinidad de algas y la falta de corriente a causa de las sequías sufridas las ultimas décadas en verano, hacen subir la salinidad de la agua fuera de los varemos de comodidad para esta especie, lo cual provoca la subida de estos colosos rió arriba en busca de zonas mas cómodas.

Es la hora de conformarnos con carpas de menos tamaño, con unas dificultades de pesca que aveces llegan a desesperarte ya que si en primavera las algas complican la pesca, en verano el carpfishing se vuelve casi impracticable a causa de la gran cantidad de ellas, aun que con paciencia y buen hacer siempre puedes sacar algo positivo de una jornada de pesca en esta zona.


El otoño, pues un sinónimo de la primavera, de días de 40 grados a un mes de otoño el cual la bajada de las temperaturas nocturnas y las típicas riadas otoñales a causa de las lluvias limpian el rió y permiten tener unas jornadas mas cómodas y por lo tanto con un mejor planteamiento que por norma general se traduce en mejores capturas.

Todo esto no quiere decir que en cualquier momento tengas días buenos cuando menos te lo esperas o te lleves un bolo el día que mejores expectativas tenias, ya sabéis como funciona esto de la pesca.

A esto hay que sumarle unas carpas las cuales no están tan acostumbradas a los boíles, aunque si los conocen,  la gran presión de furtivismo y malas practicas que sufre este ultimo tramo de rió bajo la indiferencia de  políticos y ineficacia de las autoridades, muchas veces por falta de medios, y la contaminación, líquidos químicos de los conrreos a la química de Flix, que aquello es peor que el corral de la Pacheca, provoca que cada vez sea mas complicado sacar una buena jornada de este bonito trozo de rió.

A parte que cada vez encontramos mas basura por las orillas del Ebro, ya sea por algunos pescadores de aquí, como por la gente de fuera que llegan hasta construir campamentos para pasar varios días dejando toda la basura allí mismo y matando todo pez se precie sea pequeño grande o este en peligro de extinción, Parece mentira que aparques mal y en dos minutos tengas la denuncia hecha y esta gente pase varios días haciendo fuego, emborrachándose y destrozando las orillas en campamentos muy visibles y nadie les diga nada, lo dicho, a veces por falta de medios, a veces por pereza o por no meterse en líos.

En fin, el delta es conocido por otras modalidades de pesca porque rió arriba se respeta muy poco y se protege menos. Abajo el vídeo de una jornada de pesca en uno de los brazos del Ebro , saludos y buena pesca.









miércoles, 11 de enero de 2017

Buscando las reinas de los pirineos.



Este verano como cada muchos subimos a los Pirineos, queríamos conocer la vall fosaca, un precioso valle lleno de embalses y lagos con truchas salvajes de tamaños realmente espectaculares, queríamos pescar en esos parajes que solo te ofrece el pirineo, también teníamos en mente practicar dos días de carpfishing en un lago muy peculiar, Moncortes, el ultimo lago no glaciar antes de los pirineos.

Nuestra primera parada, Peramea,
un pequeño pueblo situado a la izquierda de Gerri de la sal, en Lerida, un pueblo para perderse en la tranquilidad y la historia que desprende, desde allí tenemos 10 min hasta el lago de Moncortes.
Peramea nos ofrece una visita obligada a la zona de nidificación  de buitres que se encuentra a apenas 15 min del pueblo, un auténtico espectáculo.
Desde allí podemos disfrutar de unas vistas espectaculares, al sur el Panta de Sant antoni y al norte Moncortes.
Hasta hace poco no se podía pescar en ese lago, pero la colonización de las carpas han hecho que lo habrán a la pesca, como no pagando un permiso diario y con la obligación de matar a las carpas, evidentemente nosotros no lo hicimos y como es habitual en nosotros practicamos el captura y suelta.

Aunque se hablan de carpas de 12kg, la carpa es un habitante muy joven de este lago y su medida no supera los 3kg, nosotros no conseguimos pasar de esta medida, esta vez íbamos a pescar con Eric nuestro hijo y era el el encargado de ir sacando una a una las carpas que pinchábamos, la verdad no se cuantas fueron, es el lago ideal para ir a pescar con nuestros hijos, con un par de cañitas bien ligeras se lo pasan bomba, esas pequeñitas dan una guerra que hacen disfrutar a los mas pequeños de la casa,


Con boiles de 12cm y unos flotantes de ananás pasamos realmente dos días que mi hijo y nosotros tardaremos en olvidar, el porque fue el día que mas carpas saco, se harto, y nosotros por la tranquilidad que te ofrece este lugar lleno de naturaleza, el poder refrescarte en sus aguas cristalinas, eso si, si alguien le teme a las serpientes mejor no meterse, alguna culebra de agua venia a ver como nos refresca-vamos, no hace falta decir que son totalmente inofensivas.

Las instalaciones son optimas para pasar el día en uno de esos 7 pantalanes, que te ofrecen comodidad y limpieza, cosa que parecía perderse en la parte de los bañistas, donde parecía una costumbre el dejarse el bañador tirado por las orillas, en fin cosas de esas que hacemos los humanos, una lastima la verdad.

Y después de esos dos días y de empachar-nos de carpas de míni talla, tocaba buscar a las reinas de las montañas, la trucha, y para esto teniamos en mente tres objetivos, el Flamicell de la vall fosca, el Noguera de Torn desde el embalse dels Caballers hasta el coto intensivo de Barruera, y el Panta D'Escales, siempre a spinning.

Así que empezamos por la Vall fosca, y no puedes estar en la vall fosca sin visitar su central hidrológica y subir por su teleférico hasta el estany gento, este mes salia una foto en Federpesca con una captura de trucha común de 7,200 kg, una autentica bestia pescada en este pequeño lago, desde allí podemos hacer diferentes rutas de trekking muy recomendables, y de una gran belleza natural,
Nosotros no quisimos pescar en esa parte, preferimos cambiar las cañas por los palos de trekking y disfrutar con la cámara de esos parajes.

Una vez aviamos visitado unos cuanto de los lagos decidimos ir saliendo del valle buscando alguna parada de aguas donde el Flamicel nos permitiera mojar nuestras cucharillas en busca de alguna de estos tímidos salmónidos.

Apenas 500 metros valle abajo encontramos un pequeño estanque  de muy poca agua,
pero podemos ver tres pequeñitas truchas comiendo insectos, decidimos entrarles con una cucharilla negra del nº 2 imitación a un escarabajo y fue en el segundo lanzamiento cuando notamos la primera picada, Eric clava y recoge,es pequeña, pero ese pez tiene algo que cuando se clava, por pequeña que sea, te invade una sensación entre nervios y admiración, que muy pocos peces te hacen sentir, un combate lleno de saltos y piruetas como es habitual y ya tenemos en nuestras manos esa preciosidad de común, es pequeñita pero es lo que hablábamos al principio, la satisfacción es inmensa, el poder pescar a pez visto en estas aguas cristalinas y en esos entornos mágicos aun alargan mas la pasión por este tipo de pesca, sin darles tiempo a mucho mas la devolvemos al agua y esta vez pruebo yo, le lanzo la cucharilla a unos 15 m, y recojo despacito mientras miro a la trucha, veo que se fija en ella y empieza a nadar hacia la cucharilla poco a poco, de repente acelera, ocasión que yo aprovecho para hacer lo mismo y sin dejarle ganar distancia se lanza en un ataque que recordare mucho tiempo, y lo habitual salto tras salto nos deleita con su librea mojada al sol, es como pescar lingotes de oro, en breve ya la tenemos en la mano, otra pequeñita preciosa, con una librea fantástica..

El tiempo empeora en cuestión de minutos, de un sol radiante al diluvio universal en 0,, algo bastante normal dado en el lugar que estamos, a veces es cuestión de minutos el que reaparezca el sol, pero en el lugar que estamos, al lado del rió y dentro de un cuello de botella que hacen las montañas que cierran el valle, no es muy buena idea esperar, así que decidimos irnos a comer y cambiar de escenario.

En el restaurante de la Torre de Capdella, mientras comíamos, decidimos ir a probar suerte un rato al Embalse de escales, aviamos oído hablar muy bien de ese embalse, es un coto muy bien gestionado y queríamos intentar dar con alguna de mas buen porte, al llegar allí nos encontramos con un embalse muy bajo, al 50% mas o menos, con unas reculas muy pronunciadas, básicamente nos colocamos donde pudimos, muy difícil el acceso a la orilla estando en esas condiciones en cuanto a agua se refiere, al final tampoco parece mal lugar, así que cucharas, esa vez dobles y a lanzar, estuvimos entre dos y tres horas pescando  casi en estático ya que teníamos un recorrido de 25 m aproximadamente de un cortado al otro, pero justo cuando ya estábamos hablado de marcharnos, noto un pequeño tirón y después un tortazo  que me sacude la tontería que acumulas después de tanto rato lanzando a aquella inmensa masa de agua, clavo y una carrera de las que ya te hacen subir todo a la garganta, también decir que llevaba una caña muy ligera y esto magnifica aun mas la pelea, pero parece buena, aun no se deja ver, casi en una pelea en vertical al final logro ver a esa preciosa trucha, pero eso fue todo, en cuando llego a la superficie pego un coletazo que me lanzo la cuchara a mis pies, como diciéndome - tu me vas a pescar a mi si vienes de la costa!!-
En fin, de todas formas un gustazo que ya no te quita nadie, después de eso decidimos coger los coches y volver a Peramea esta noche tocaba estrenar la barbacoa del apartamento que aviamos alquilado, aunque de momento lo deja-vamos en stand by, ya que a lo lejos se volvían a escuchar truenos.

 A la mañana siguiente nos despertamos con un sol radiante y anuncian un día de buenísimo, ayer a la noche pudimos hacer la barbacoa, pero terminamos comiendo con lluvia, parece que hoy el día nos dejara pescar tranquilos, así que decidimos gastar nuestro ultimo día de pesca pescando en el Noguera de Torn, dentro de la periferia del parque natural de Sant Marti i Aigüestortes, nuestra idea es subir hasta el Panta dels Caballers y ir descendiendo hasta Barruera, y pescar en su coto intensivo, así que sin mas dilatación nos ponemos a ello.

El trekking  que hay desde el parquing a el Panta dels Caballers es algo que no os podéis perder, depende de la época que lo visitéis podréis hacer el trayecto con coche, pero os recomiendo dejar el coche al parqung y subir a pie, es una subida con muy poco desnivel y que se hace por completo por carretera de alquitrán, así que de dificultad 0, pero el adentrarte en esos bosques de pino negro y abeto, escuchando cantar el rió Torn, es algo fantástico y si madrugas y eres de los primeros en entrar al valle, el encuetro con sarrios, ardillas, ciervos etc...... esta garantizada.
En una hora ya estamos arriba,

El Panta dels caballers es un embalse precioso y desde allá tenemos unas vistas de todo el Valle de Boi fantásticas, las aguas cristalinas dejan ver alguna silueta de nuestras amigas nadando por el centro del embalse, nosotros pescamos al lado mismo de la presa, ya que como en Escales, el Panta dels Caballers es de difícil acceso a sus orillas, nos ponemos a lanzar pero no obtenemos resultados, así que comenzamos a descender para pescar al rió, en poco encontramos una charca que nos gusta y vemos un par de truchas, le doy la caña a Eric y le enseño donde tirar y como un relojero autentico pone la cuchara justo en lo indicado, y solo entrar a la agua dos recogidas y esa pequeña se lanzo como un misil a por la cuchara, mi hijo clava sin problemas y ya tenemos otra perla de las montañas en nuestras manos,
rápido la liberamos pues en la lucha se le hizo un lazo que le envolvió las agallas, el animal parecía no estar muy bien, así que enseguida nos ponemos a oxigenar-la y en nada y de un coletazo se me escapa de las manos para irse rió a bajo nadando, seguimos pescando todas las charquitas donde es posible poner nuestros aparejos,mientras disfrutamos de los paisajes y de la compañía de algún andante que por curiosidad se acerca a preguntar o solamente a mirar, la verdad es que llama la atención el vernos con las cámaras y trípodes que llevamos para filmar los vídeos que después publicamos en nuestro canal de you tube.

Al final llegamos al coto de Barruera, que no es mas que un pequeño tramo de rió que esta dentro del mismo pueblo, con una presa que crea un pequeño embalse, toda la orilla es un paseo que termina en un parque-cito con asientos, la verdad que muy cómodo de pescar y con muy buen ambiente con la gente que ya estaba pescando por allí, parece un sitio muy cuidado y con capturas realmente buenas, la repoblación constante de la asociación que se encarga de este coto hacen de el un lugar en el cual es imposible el aburrirse, bueno siempre existe la excepción, solo al llegar me encuentro con un señor de 45 años mas o menos, con un enredo en el carrete de aúpa, y encima el señor parece haber perdido los nervios, le saco conversación y me cuenta que lleva tres días pescando en el coto y no hay manera, que es novato, se compro la caña hacia cuatro días allí mismo pues vio unos críos que en un momento sacaron unas cuantas de grandes y le pico el gusanillo, pero con un cabreo importante me suelta.

- llevo tres días aquí dando vueltas como un tonto, compre la misma cucharilla que estos chicos, no entiendo que hago mal?????




Intento explicarle que el peor error que a cometido a sido el ponerse nervioso, y que con paciencia todo llegara, la verdad es que ni yo entendía el mal fario del compañero, pues mientras hablaba con el mi hijo saco dos truchas preciosas a nuestro lado, cosa que no ayudo mucho a nuestro amigo a calmarse, de todas formas y para no irritar mas al compadre nos movemos y seguimos a la nuestra, Eric no paraba, entre filmarlo y ayudarlo a sacar los peces y soltarlos no hago mas que correr de un lado a otro, pero todo lo bueno se acaba, y nosotros terminamos con una trucha preciosa la cual nos marco el tempo para volver a casa.

Unos días que ya estamos impacientes por volver a repetirlos, naturaleza, pesca montañas y sobre todo civismo, el mundo necesita civismo.


Para aquellos que creen mas en lo de mas vale una imagen que mil palabras, aquí os dejamos el vídeo al completo de esos días de pesca,  esperemos disfruten al igual que hemos disfrutado nosotros.